• Proporcionar los apoyos necesarios para que las personas con discapacidad intelectual puedan ejercer su derecho al trabajo e integrarse plenamente en una empresa ordinaria
  • Mejorar su calidad de vida y su autonomía
  • Potenciar su desarrollo personal y laboral
  • Posibilitar que las personas con capacidades diferentes participen de forma activa en la sociedad a través de la realización de un trabajo en el que se sientan valorados y que les permita, en definitiva, ir optando por realizar su propio proyecto de vida.