En base a las necesidades reales detectadas en los jóvenes se elabora una Programación General. A su vez, cada mediador la adapta para crear una Programación de Núcleo y otra Programación Individual donde se reflejan los objetivos a perseguir.

A través de las herramientas y los protocolos se consigue alcanzar los objetivos planteados, así como la unificación de actuación de todos los jóvenes del programa.

Las herramientas son materiales elaborados por los mediadores en función de las necesidades que presentan los jóvenes. Se elaboran en base a los bloques de trabajo propuestos en la Programación General.

Tienen como finalidad facilitar a los jóvenes la adquisición de esos conocimientos.

Los protocolos, son documentos donde se explican las distintas formas de actuación en diferentes situaciones (pérdida, emergencias, desplazamientos…)