El Programa Gestión del Tiempo Libre tiene como objetivo general, dotar de habilidades y destrezas sociales a personas con discapacidad intelectual para que puedan desenvolverse en la vida de la forma más autónoma posible, pensando siempre en sus capacidades y no en sus limitaciones, así como en su poder de elección y toma de decisiones. Es importante remarcar el uso y disfrute de su tiempo personal, período que va a abarcar todos los días de su vida.

A través de los diferentes bloques de trabajo se consiguen los objetivos específicos desarrollados a través de la Programación General e Individual, siempre generando aprendizajes funcionales en contextos reales. Dichos bloques son los siguientes:

  • Autonomía personal y social
  • Manejo del dinero
  • Imagen personal
  • Transporte y desplazamientos
  • Normas sociales
  • Hábitos alimenticios
  • Habilidades sociales y Comunicación
  • Hábitos de salud
  • Nuevas tecnologías y redes sociales

 

Modelo de actuación basado en la red social

La metodología de trabajo para la consecución de los objetivos planteados, hace que sea necesario  tener en cuenta a la persona y sus decisiones como partes activas del programa (evolución personal, vida familiar, situación  laboral, grupo de amistad, entornos más cercanos, etc.).

De esta forma, llegamos a la creación de una red social basada en núcleos o grupos de amistad estables que pueden cambiar por distintas circunstancias puntuales. El núcleo de amistad hace referencia al grupo de personas que tiene una cierta afinidad y que, por tanto, comparte una relación de amistad e intereses, inquietudes y preferencias en su tiempo personal. Esta red no tiene sentido sin la inclusión de la familia, el contexto laboral y, en definitiva, la sociedad a la que pertenece la persona.