La sala de cámara del Auditorio Nacional acogió anoche el tradicional concierto solidario a beneficio de Fundación Prodis organizado por Caser con carácter anual.

En esta ocasión, la orquesta y coros de la Filarmónica de Madrid, dirigida por Pascual Osa, interpretó “Gloria” de Antonio Vivaldi, así como obras de Boccherini, Rombi, Mozart, Adam y Strauss, y finalizó con el Aleluya de Händel. La soprano fue Rebeca Cardiel y la mezzo, Laura Ortiz.

Juan Sitges, director de Fundación Caser, presentó el concierto y las actividades de Fundación Prodis, que trabaja desde el año 2000 por la inclusión social y laboral de personas con discapacidad intelectual, atendiendo en la actualidad a 430 jóvenes y adultos.

 

Comparte esto
Facebooktwitterlinkedin