En el área preventiva se trabajan aspectos relacionados con el envejecimiento activo, la detección de necesidades, los procesos relacionados con la investigación y la calidad, aspectos psicológicos y programas formativos para mejorar la calidad de vida de nuestros usuarios/as.

Programa de Estimulación Cognitiva – EcOG

El aumento en la esperanza de vida de las personas con discapacidad intelectual en las últimas décadas, ha propiciado que se hayan incrementado considerablemente casos de deterioro cognitivo precoz y enfermedad de Alzheimer.

Estudios científicos demuestran que las personas con discapacidad intelectual tienen más riesgo de sufrir deterioro cognitivo en la etapa en la que se consideran adultos mayores (más o menos, a los 40 años). Para prevenir este tipo de situaciones, se hace necesaria la creación de programas de estimulación sensorial y cognitiva que contribuyan a favorecer el funcionamiento adecuado de las funciones intelectuales. De esta forma, se podrá evitar en muchos casos el desarrollo del deterioro cognitivo precoz, que menoscaba gravemente la calidad de vida de la persona. Por consiguiente, es una necesidad de primer nivel, cuya respuesta a través de la estimulación puede contribuir a la mejora del bienestar a lo largo de la vida.

Desde la Fundación Prodis, cuyo objetivo es apoyar a personas con discapacidad intelectual y a sus familias, somos conscientes de la necesidad de impulsar este proyecto, bajo la responsabilidad de promover que las personas con discapacidad intelectual puedan tener una vida adulta y una vejez dignas y de calidad.

Nuestros objetivos con este programa son:

  • Mejorar el funcionamiento cognitivo de las personas con discapacidad intelectual, manifestado en funciones como la atención, la memoria, la orientación o la ejecución. Se conoce como neuroplasticidad a la capacidad de nuestro cerebro para el establecimiento de nuevas conexiones neuronales (sinapsis) que permiten al sistema nervioso central readaptar su respuesta en daño cerebral adquirido, degeneración neuronal en el contexto de demencia, y otros desequilibrios en el rendimiento cerebral fisiológico. Esta capacidad puede ser estimulada y modulada a través de la intervención terapéutica, fundamento de la estimulación cognitiva.
  • Prevenir la aparición de deterioro cognitivo precoz o enfermedad de Alzheimer en personas con discapacidad intelectual.
  • Promover la rehabilitación y mejora de calidad de vida de las personas con discapacidad intelectual y de sus familias.
  • Estimular las áreas cognitivas en las que existe un déficit para que el deterioro sea menos significativo.
  • Reforzar otras áreas cognitivas donde no presenta dificultad compensando los déficits.
  • Preservar la autonomía de la persona, enseñando estrategias y recursos.
  • Evitar o reducir las preocupaciones que se generan en torno a los déficits cognitivos.
  • Favorecer y maximizar el autocontrol para mejorar la autoestima y el estado de ánimo.

La estimulación cognitiva ha recibido distintos nombres: entrenamiento, reentrenamiento, rehabilitación, reeducación… Estos términos, que con frecuencia parten de supuestos teóricos diferentes, implican objetivos y actividades generalmente distintos pero que muchas veces se solapan unos con otros y en la realidad desembocan en tipos de ejercicios prácticos semejantes.

En ECOG nos centramos en la intervención sobre las facultades intelectuales o intervención cognitiva, entendiendo “cognitiva” en un sentido amplio y no ligado a ningún paradigma concreto. El rendimiento de estas facultades está con frecuencia condicionado por otros elementos del sujeto y del entorno, especialmente los que tienen que ver con los estímulos que recibe el sujeto, no sólo los de tipo cognitivo, sino también los relacionados con la afectividad. A través de la estimulación cognitiva se refuerzan las habilidades previamente aprendidas y se establecen nuevos patrones de funcionamiento cognitivo. Se evalúa el desempeño a lo largo de todo el programa con el objetivo de establecer medidas longitudinales que aporten datos sobre la efectividad del programa y evidencien posibles disfunciones concomitantes.

Detección de necesidades

Se detectan las necesidades de apoyo socioemocional, cognitivo y conductual de los usuarios. Se lleva a cabo un seguimiento exhaustivo, y se inicia un proceso de evaluación continua durante el cual se analizan los resultados con un criterio triangular y convergente.

Para ello, se realiza una labor de coordinación y recolección de información proveniente de cada programa, a través del trabajo multidisciplinar y coordinado. Con este objeto, los distintos profesionales realizan un estrecho seguimiento de los usuarios a través del cual se recoge información acerca de las necesidades que éstos manifiestan y las que se observan. Ésta información es recogida, agrupada y elaborada por el departamento, de cara a la planificación de acciones coordinadas que aporten soluciones.

Programas formativos de mejora de la Calidad de Vida

Desde el departamento se prepara y coordina la formación tanto para usuarios como para los profesionales de la entidad.

De cara a la formación de usuarios:

La formación continua basada en el análisis de necesidades, es esencial para ser fieles al proceso de calidad y adaptación permanentes. Nuestro compromiso con la formación, es la de favorecer el bienestar emocional y físico de las personas a través del desarrollo de habilidades físicas, orgánicas y psicosociales útiles y necesarias para una vida autónoma y estable.

De cara a la formación de profesionales:

Se busca el dinamismo del equipo, el fomento del trabajo cooperativo y la continua formación de los profesionales, en fomento del crecimiento como equipo de trabajo. Asimismo, llevamos a cabo la Formación de voluntariado, que es de vital importancia en nuestra entidad. Formamos a nuestros voluntarios y voluntarias para que podamos crecer juntos en un ámbito aplicado y holístico.

En el Área Preventiva, apostamos por la participación en redes interdisciplinares. Para poder nutrirnos conjuntamente del trabajo de múltiples profesionales coordinándonos colaborativamente.